dolor-de-muelas-consejos

Dolores de muela

GD Star Rating
loading...

dolor-de-muelas-consejos

Los dolores de muela son uno de los más fuertes que nos dan, para ello aconsejamos lo siguiente:

1. Si es una muela hueca, cariada o partida, busca una hoja de mango y machácala, luego te pones el producto y el zumo en la pieza mala.

2. Igualmente te sirve ésto: localiza algunas hojas de Llantén, es una planta que se da en las afueras de la cocina de tu patio, en los lugares húmedos específicamente, haz un té con sal y realiza buches a cada rato.

GD Star Rating
loading...
pasaportes-cubanos

Vivir fuera de Cuba

GD Star Rating
loading...

pasaportes-cubanos

Tomado de Facebook, muy recomendable y veraz:

Vivir fuera de Cuba no es jamón .Si señor. Lo que sí he aprendido es que hay varias etapas por las que se pasa y son más o menos así:

La primera etapa: El Ostinamiento. Todavía estás en Cuba. No tienes claro donde vas a aterrizar, pero no importa, siempre que no veas más nunca un camello, ni el verano sin ventilador.

La cuerda floja: (Que si me voy que si no me voy) Es la segunda etapa. Los combatientes de inmigración te hacen conocer que aún puede ser peor…

Maratónica espera: la carta blanca, liberación, pasaporte, carta de invitación.

Acto final: Aeropuerto con tu familia. Ha sido un camino largo, todavía algo se puede joder. El uniforme de Inmigración aún te hace temblar. Finalmente, la ventanilla. Momentos de tensión, el guardia lee de punta a cabo el pasaporte como una novela, (qué carajo buscará?). Mira 40 veces en el espejo que tienes a tu espalda, (pa´ vacilarte será!!!). Sudas. -¿A dónde vas? -¿Por qué? -¿Visita por tres meses? -¿Y vuelves? -(Sí,……..espérame sentado) -Sí compañero, por supueeeesto! -Finalmente el Cuño… COÑOOOO

¡Un momento! Y ahora por qué el avión sale con retraso? Seguro que es por mí. ¡Usted veráaaa! De seguro alguien se enteró de los 40 ‘fulas’ al Director por la firma de la liberación. (no te quejes, si taita Julián hubiera podido comprar su carta de libertad por 40 dólares, la historia de Cuba hubiera sido otra…). Cuando el avión finalmente se separa del piso te vuelve el alma al cuerpo. – El papelazo: Esta etapa empieza en el avión. ¿Cómo se cierra el cinturón? No pides otra Coca Cola no vaya a ser que ‘no te toque’ o la azafata te dé una mala contesta. Puede durar mucho aprender a usar un celular. ¿Qué cosa es un Seguro? ¿Cómo sacar dinero de una Cash machine sin meter la tarjeta al revés? ¡El mundo es tan lindo! Te deslumbran los autos nuevecitos, las mujeres maquilladas, los hombres de cuello y corbata en el banco.

En Inmigración (la otra era EMIGRACIÓN), aunque no te quieran, te tratan con respeto. Por primera vez pasas de las 150 libras pues te haces las tortillas con 10 huevos. ¿Cuánto puede durar esta etapa? No sé, pero aún no quieres ver a Cuba ni en fotografía y piensas que no te hacen falta los amigos. – El Aterrizaje (toma más tiempo de lo que muchos creen). Ahora a buscar trabajo! Y… ‘Pasaron 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 semanas’ Y na´!!! Ni de sepulturero encuentras un puesto. Conoces la ciudad de arriba abajo y no has hecho ni un amigo. ¡Te empieza a molestar la soledad y no hablar tu idioma! Tu mente es una cabrona. Empiezas a pensar en la vieja, en el barrio, en la mesa de dominó. En los negrones que al pasar las muchachas decían cochinadas (hoy piensas que son piropos). ¡Qué simpáticos muchachones! que diferentes a estos rubios que no tienen sangre en las venas. No bastan ojos azules y 1.80… Una vez escuché Radio Reloj on line. Eran las 6:30 de la mañana en Cuba. Podía ver a la vieja levantarse e inundar la casa con el aroma de café que aunque fuera chícharo, en ese momento no querría uno mejor. Estuve como media hora oyendo el TIC TAC que me despertó cada mañana de mi vida. ¿Creerías que rompí a llorar?

La morriña: empieza cuando llega tú único amigo por el resto de tus días: El gorrión. Tarda pero llega. Un 31 de diciembre, o el día de las madres te preguntas: ¿Y qué coño hago yo aquí? Los recuerdos te acorralan y te sacan sangre. Reconoces qué lindo es tu país y su gente y que jodío te tiene la nieve. Descubres a Lecuona, Matamoros y a Cuní. Tu libro de cabecera se llama: ¿Donde está mi Habana? En tus CD’s están El Bola, la Bourke y hasta Maria Teresa Vera. En tus DVDs: Buena Vista Social Club. Idealizas una Habana que sólo existirá en tu corazón, diferente a la mía o la de otros. La palabra ‘asere’ ya no te suena fea. Usarás más y más dicharachos criollos que te diferenciarán del resto de este país. Porque ahora quieres ser diferente, es más, hacer saber a todos tu origen. Te fajas con los que hablen pestes de tu patria. Te fajas con los comemierdas que dicen que la Salsa no es el Son o discuten que Salsa es esa mierda llamada New York Style. -Señor la salsa se baila sólo de dos maneras: BIEN o MAL.

La última etapa: Resignación. Cuando dos cubanos se encuentran la primera pregunta es: ¿Cuánto tiempo llevas aquí? Como si estuvieras en prisión. Porque es verdaderamente una condena no estar en tu tierra. Entiendes de una vez que los que estamos fuera, necesitamos más de los que están allá, que ellos de nosotros. Sus problemas se resuelven mandando unos dólares, lo que necesitamos nosotros no cabe en un paquete de correos.

Llega finalmente la esperada primera visita a Cuba. ¡Qué desilusión! Estás allá y ya no eres de allí. No conoces al grupo de moda, a donde va la ruta 222, o qué novela estén poniendo. La Habana te es más ajena que Hong Kong… Al segundo día, si no fuera por la familia, quisieras volver a casa. ¿A casa?!!! ¿Pero no era esta tu casa? No perteneces a ningún lugar. No existes, todo es un espejismo sub-real. Como dice la canción: ‘No eres ni de aquí, ni de allá’. Ser CUBANO es una carrera muy larga, se llega por diferentes caminos y tú escogiste el más difícil.

En el aeropuerto, al regreso, esa vez no te harán tantas preguntas. Las preguntas te las vas a hacer tú… Si yo lo hubiera sabido antes. Tarda tiempo y muchas lágrimas entender cuál es nuestro verdadero lugar. Quizás hasta el momento no hayas vertido ni una lágrima, quizás sí. Pero si ya lo hiciste, te diré como dicen en nuestros barrios: – ¡Eso no es na´, prepárate pa´lo que viene!

GD Star Rating
loading...
Con estos armabamos buenas peleas en casa de yoyitín

Juguetes cubanos

GD Star Rating
loading...

Hoy les mostraremos los juguetes con los que tantas personas de la década de los ’80 adquirieron con los muy famosos cupones. Las colas de las tiendas eran interminables para comprarnos estos lindos jugueticos:

GD Star Rating
loading...
horno-pizzas-cubano

Inventos cubanos (Primera parte)

GD Star Rating
loading...

horno-pizzas-cubano

Hornos para pizzas caseros.

parque-diversiones-cubano

Carrusel “Pinta sueños”. Si te caes no te duele nada, jeje.

cortinas-baño-cubanas

Cortina de baño que perdió su agarre original.

bicitaxi-cubano

El famoso bicitaxi. Podemos encontrarlos en cualquier lugar, y son fáciles de identificar aún si estamos lejos, por la característica patentada de discoteca ambulante.

antena-television-cubana

Canal que no coja esta antena, no es un canal que se respete.

chismosa-mechon-quinque

Los tan necesarios mecheros o “chismosas”, hechos a partir de un tubito de pasta dental. ¿Alguien aún conserva alguno?

 

GD Star Rating
loading...
Calle-Obispo-La-Habana

Distintos nombres de la calle Obispo

GD Star Rating
loading...

La Calle Obispo se encuentra ubicada en La Habana Vieja, la que otrora fuese la ciudad de intramuros. Tuvo su origen en el siglo XVI, aproximadamente en 1519. Fue concebida como una calle muy estrecha para resguardarse del sol.

Esta importante arteria está ubicada al sur de la Plaza de Armas y a un costado del Palacio de los Capitanes Generales, corre desde las riberas de la bahía hasta la calle de Monserrate. La atraviesan las calles Baratillo, Oficios, Mercaderes, San Ignacio, Cuba, Aguiar, Habana, Compostela, Aguacate, Villegas y Bernaza.

A lo largo de los años tuvo varias denominaciones. En total ha tenido 47 nombres, que al igual que el de otras importantes calles habaneras, nacieron del ingenio popular. En este artículo, solo vamos a mencionar algunos de ellos. Por ejemplo se afirma que se llamó San Juan porque conducía a la iglesia de San Juan de Letrán del Consulado, pues al comienzo de la calle se instaló en 1794 el Consulado. Del Obispo, porque en ella vivieron en diferentes épocas los obispos Fray Jerónimo de Lara y Pedro Agustín Morell de Santa Cruz. En 1897 se identificó como Weyler, pero en 1898 el pueblo habanero destruyó las tarjas que reflejaban ese nombre. En 1905 recibió el nombre de Pi Margall, en homenaje al defensor entusiasta y constante de los derechos y libertades de Cuba en España. En 1936, al devolvérseles los nombres originales a las calles de la ciudad, volvió a identificarse como Obispo.

Esta calle (ahora sólo peatonal) cumplió una función comercial, estableciéndose en ella casas de modas y dulcerías, los más animados cafés y algunas boticas. Se le agregaron poco a poco otros servicios. Era muy transitada de día por desembocar en la Plaza de Armas y Casa de Gobierno. Los paseos nocturnos hacia la Plaza donde se daban retretas, hacían confluir allí al público a pie, en quitrines y volantas.

Situados en esta calle se encuentran monumentales edificios públicos que transformaron sustancialmente su arquitectura colonial como lo son el Museo de Ciencias Naturales Felipe Poey, (Obispo e/ Oficios y Baratillo) y el Museo Numismático (Calle Obispo No. 305 entre Aguiar y Obrapía).Calle-Obispo-La-Habana

Obispo tuvo el privilegio de estar entre las mejores calles adoquinadas de la ciudad,  aun cuando no era precisamente éste un rasgo que distinguiera la trama urbana de la vieja urbe. Además resultó ser pionera del alumbrado público.

GD Star Rating
loading...